Seleccionar página

Cómo conservar la leche materna

cómo conservar la leche materna

Si necesitas amamantar a tu bebé y te encuentras lejos, lo mejor es estar preparada y dejar tu propia leche con la persona encargada de cuidar al pequeño. Sin embargo, debes tener cuidado para que no se dañe, pero ¿Cómo conservamos la leche materna? A continuación algunos consejos que te ayudarán.

Cómo mantener la leche materna con alta calidad

Resulta muy fácil mantener conservada la leche materna, solo la tendrás que tener refrigerada. En el caso que no se tenga que usar en pocos días, la debes congelar evitando así que esta pueda dañarse. Sin embargo es importante considerar algunos consejos básicos que aumentan la probabilidad de que la leche no se dañe. Para el proceso de conservación de la leche materna considera realizar lo siguiente:

1.    Manos limpias

Para conservar la leche materna lávate muy bien las manos antes de comenzar el proceso de extracción de la leche. Así evitarás la contaminación por causa de gérmenes que se alojen en tus manos, siendo el proceso más seguro para la salud de tu bebé.

2.     Cuidado con el sacaleches

Debes esterilizar el aparato de extracción o sacaleches en caso que lo utilices. Asimismo debes hacer con el recipiente o bolsa donde conservarás la leche. Si realizarás la extracción de leche de forma natural solo tendrás que lavar bien tus manos y senos.

3.     Busca un recipiente especialconservar la leche materna

El almacenamiento de la leche debe hacerse en un recipiente o bolsa especial para dicha actividad, debes considerar que este no contenga sustancias toxicas como bisfenol A. El recipiente para congelar la leche puede ser de vidrio o de plástico, aunque personalmente no recomiendo el plástico por las sustancias que llevan.

4.    Identifica el recibiente

Toma el recipiente e identifica con la fecha y hora de extracción. Esto te ayudará a conocer cuáles son los más antiguos (para tomar primero) y recientes, de manera que puedas evitar que se dañe con el tiempo y así poder tener un mejor control en cuanto al uso de la leche para amamantar a tu bebé.

¡Ojo! no vuelvas a congelar una leche que ya hayas descongelado ¡Si quedó leche debes desecharla! Por ello la importancia de saber medir, para evitar pérdidas.

5.     Guarda de inmediato la leche

Al terminar de extraer la leche de tus senos e identificar, la debes guardar inmediatamente en la nevera a 4°C o menos (durará de 3 a 5 días). Si lo haces en un congelador durará hasta 2 semanas.

Hazlo con lo que esté a tu alcance, lo importante es que se mantenga bien almacenada para evitar que se dañe.

Otra cosa, no todo lugar del refrigerador es conveniente. Te recomendamos la guardes en una parte donde el recipiente se mantenga bien refrigerado, las baldas de la puertas de la nevera no es una buena opción.

Asimismo consulta las tablas de conservación de la Asociación de Pediatría Española para que no excedas y la des de tomar al bebé cuando ya no sea conveniente, así evitarás daños en la salud que en algunos casos pueden ser irreversibles.

conservar la leche materna

Tabla de Conservación de la Leche Materna

Sigue nuestros consejos para conservar la leche materna

Si no sigues los consejos que te hemos compartido el principal afectado será tu bebé. En primer lugar porque no tendrá leche para alimentarse, y en el peor de los casos ingerir un líquido en mal estado en caso que no lo detectes.

Por esta y muchas razones más, te invito a seguir nuestros consejos y asegurarte que el olor de la leche no es desagradable antes de dar al pequeño o pequeña. Aunque hay que dejar claro que no hacemos referencia al olor agrio, ya que puede ser normal por la lipasa ¡El olor que indica que está mala es mucho más desagradable!

Quizás también te interese: